La microscopía es la técnica más utilizada para confirmar el diagnóstico de candidiasis oral

candidiasis-oral-microscopia-diagnostico-mes-xxiv
Comparte

La candidiasis es una infección causada por los hongos miembros del género Candida, de los cuales el más común es Candida albicans. La prevalencia de la candidiasis tanto local (en un solo órgano o parte del cuerpo, como la piel o las mucosas) como sistémica (cuando se expande y compromete otros órganos o partes del cuerpo e incluso todo el organismo) ha aumentado considerablemente en la última década, originando nuevos síndromes cuya expresión depende del estado de inmunidad del individuo (en otras palabras, de qué tan bien o mal esté su sistema de defensa) (ver más: Candidiasis).
Los microorganismos del género Candida
son habitantes normales de la boca y el sistema gastrointestinal pero producen la enfermedad cuando las condiciones del paciente cambian. Los síntomas y signos dependen del lugar del cuerpo donde se presente la infección; por ejemplo, la candidiasis oral provoca quemazón y pequeños parches blancos en la boca, la lengua y la garganta.

En los humanos, la candidiasis oral es una de las infecciones oportunistas más frecuentes. En la población infantil también es bastante habitual y algunos de los factores que aumentan el riesgo de que un niño la padezca son la mala higiene, la malnutrición, la diabetes, la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y el uso prolongado de antibióticos.

Los médicos suelen establecer el diagnóstico de candidiasis oral clínicamente, es decir, con la historia clínica y el examen físico del paciente. Sin embargo, y debido a la variabilidad de las manifestaciones de la enfermedad, en ocasiones puede ser necesario llevar a cabo un análisis microbiológico para confirmarlo, descartar otras patologías y elegir el tratamiento más apropiado. Por esta razón, investigadores en Francia realizaron una revisión sistemática de la literatura publicada en los últimos diez años para identificar cuándo se aplican estos métodos microbiológicos y cuál es el más popular.
 
El análisis de los resultados reveló que dichos análisis se emplean en los casos de diagnósticos clínicos que requieren ser confirmados. El estudio también señaló que la técnica más frecuentemente utilizada es la microscopía directa. Así las cosas, los investigadores concluyeron que este precisamente es el método de elección para confirmar el diagnóstico clínico de candidiasis oral y podría convertirse en una técnica de uso rutinario por ser sencilla, costo-efectiva y no invasiva.

Véase también:

Fuentes

  1. Marty M, Bourrat E, Vaysse F, Bonner M, Bailleul-Forestier I. Direct Microscopy: A Useful Tool to Diagnose Oral Candidiasis in Children and Adolescents. Mycopathologia. 2015 Sep 2.

Por: Redacción Salud. Editores Académicos SAS. Septiembre 10 de 2015.