Al día en Salud - Aborto Al dia en salud
Síguenos
aborto-mobile.jpg
Ginecológicas

Conoce todo sobre

Aborto

Comparte

Actualizado 12.01.2024

El aborto se define como la interrupción del embarazo, de forma espontánea o provocada, antes de las veinte semanas de gestación.

Causas y tratamiento

Tipos

  • Según el momento de aparición
    • Temprano: Ocurre antes de la novena semana del embarazo, habitualmente por causas genéticas graves.
    • Tardío: Se produce después de la novena semana y antes de la semana 20 de embarazo.
  • Según la evolución:
    • Amenaza de aborto: Presencia de sangrado escaso y dolor en la parte inferior del abdomen que aún tiene la posibilidad de continuar con el embarazo.
    • Aborto retenido o incompleto: Falla del embarazo y muerte del feto, sin que se produzca la expulsión de los restos del producto de la concepción.
    • Aborto completo: Muerte del feto con expulsión total de los tejidos, alivio de los síntomas, desaparición del sangrado y retorno de la condición materna a la normalidad.


Ver menos
Ver más

Causas

El aborto puede producirse por dos tipos de causas: genéticas y maternas.

En el primer caso, el aborto se produce por alteraciones en los genes que generan incompatibilidad con la vida, los cuales pueden ocurrir accidentalmente durante el proceso de fecundación o en las primeras etapas de desarrollo del feto.

Las causas maternas incluyen infecciones por virus, parásitos y bacterias, condiciones no infecciosas como hipotiroidismo, diabetes mellitus, síndrome de ovario poliquístico, algunas enfermedades autoinmunes, alteraciones anatómicas del útero, radiación y traumatismos.


Ver menos
Ver más

Síntomas y signos

Las manifestaciones habituales del aborto incluyen dolor tipo cólico en la parte inferior del abdomen, cuya intensidad va en aumento y que puede extenderse a la parte inferior de la espalda, los genitales y la región glútea, que se encuentra asociado a sangrado de diferente intensidad con presencia de coágulos, compromiso del estado general y en ocasiones fiebre y escalofrío.


Ver menos
Ver más

Tratamiento

De acuerdo con el tipo de aborto, la severidad de los síntomas y el estado de salud de la madre, el manejo se llevará a cabo en el ámbito ambulatorio u hospitalario.

El objetivo es lograr el vaciamiento completo del útero para controlar el sangrado, evitar el desarrollo de infecciones y restablecer la salud de la madre.

El manejo incluye el uso de medicamentos que promueven la expulsión del feto y los restos del embarazo y/o la extracción manual de los mismos mediante un procedimiento quirúrgico conocido como legrado uterino.

En todos los casos, el tratamiento debe ser prescrito por el médico tratante, previo análisis conjunto de los efectos, los beneficios y los riesgos de las terapias disponibles.


Ver menos
Ver más

Diagnóstico:

El diagnóstico se realiza teniendo en cuenta los síntomas de la paciente y los exámenes complementarios. Para confirmar si hay embarazo, se toma una muestra de sangre y se realiza una ecografía a través del abdomen o de la vagina para determinar cuántas semanas tiene el bebé, las características del útero y definir si el embarazo es viable o no.


Ver menos
Ver más

Prevención

Aunque no es posible prevenir todas las causas del aborto, los especialistas recomiendan:

  • Realizar una evaluación antes del embarazo para determinar el estado de salud de los padres y los factores de riesgo existentes e implementar medidas de preparación para lograr un embarazo saludable.
  • Mantener un estilo de vida saludable, incluyendo dieta saludable, suplementación con vitaminas y micronutrientes, práctica de actividad física regular, evitación del consumo de cigarrillo, alcohol y drogas psicoactivas y mantenimiento de patrones adecuados de descanso y sueño, entre otros.
  • Asistir a los controles de embarazo planeados con el médico de cabecera, practicar los exámenes pertinentes en cada momento del embarazo y adherir a los tratamientos medicamentosos acordados con el profesional de la salud.


Ver menos
Ver más

Tratamiento:

Dependiendo del estado de la paciente se establecerá el tipo de manejo; ambulatorio u hospitalario. El manejo ambulatorio es para las pacientes estables que no requieren vigilancia médica constante y pueden tomar sus medicamentos en casa. El manejo hospitalario, por su parte, es para las pacientes que requieren mayores cuidados y medicamentos.

El tratamiento también depende del tipo de aborto espontáneo. En caso de ser un aborto retenido o incompleto, se iniciará manejo para lograr el vaciamiento completo del útero, el cual se puede alcanzar por medio de medicamentos o procedimientos quirúrgicos. El tratamiento con medicamentos se utiliza antes de iniciar el tratamiento quirúrgico tanto en mujeres con aborto temprano como en mujeres con aborto tardío. Los medicamentos más utilizados son el misoprostol, que sirve para madurar el cuello del útero, y la oxitocina, para generar contracciones y expulsar los restos dentro del útero. El tratamiento quirúrgico conocido como legrado, busca extraer los restos de forma manual.

En caso de una amenaza de aborto, se brindará apoyo médico y se realizarán controles periódicos para hacer seguimiento a la paciente y su bebé. En caso de una infección urinaria o genital, se utilizarán antiespasmódicos, progesterona y antibióticos.

En todos los casos, el personal médico brindará apoyo psicológico para acompañar a la persona y sus familiares a lo largo del proceso. El médico también informará sobre los diferentes métodos anticonceptivos, en caso de que así lo desee.


Ver menos
Ver más

Bibliografía

  1. Aborto. Portal Cuídate Plus. 2024. Disponible en internet en: https://cuidateplus.marca.com/reproduccion/embarazo/diccionario/aborto.html
  2. Aborto. Portal Medlineplus. 2023. Disponible en internet en: https://medlineplus.gov/spanish/abortion.html

La información contenida ha sido desarrollada por Directa Consultores SAS, con base en el soporte bibliográfico correspondiente y no representa la opinión de ADS. Material dirigido al público en general.


Ver menos
Ver más