Los niños que asisten a guarderías tienen más riesgo de hospitalización por gastroenteritis

los-ninos-que-asisten-a-guarderias-tienen-mas-riesgo-de-hospitalizacion-por-gastroenteritis
Comparte

La gastroenteritis es la inflamación de la capa interna del estómago, el intestino delgado y el intestino grueso por un virus, una bacteria, un parásito o una intoxicación alimentaria, entre otras causas menos comunes.
Su principal complicación, si no es tratada oportuna y adecuadamente, es la deshidratación que en casos extremos (sobre todo en los niños) puede conducir a la muerte (ver más: Gastroenteritis).

Las manifestaciones varían dependiendo del microorganismo que esté produciendo la gastroenteritis así como del tiempo que tarden en aparecer los síntomas, su duración y severidad; estos incluyen diarrea, dolor de estómago, náuseas, vómito, fiebre y, en algunos casos, dolores de cabeza o musculares.

Algunas gastroenteritis, como las virales, se curan sin necesidad de medicamentos; en estos casos, el reposo y la hidratación suelen ser suficientes. Otras, como las bacterianas y parasitarias, pueden requerir manejo antibiótico o con antiparasitarios, respectivamente.

En los niños, la gastroenteritis constituye un motivo importante de morbilidad y mortalidad. La principal etiología son los virus de los cuales el rotavirus ocupa el primer lugar. Uno de los factores de riesgo es la asistencia a guarderías en las que la aglutinación facilita la transmisión de gérmenes. Además, los niños son especialmente vulnerables pues su sistema inmunitario es aún débil.

Por lo anterior, se realizó un estudio en Europa con el objetivo de evaluar el efecto de asistir a una guardería en las tasas de hospitalización por gastroenteritis. Los investigadores utilizaron un modelo estadístico para estimar el riesgo de hospitalización en dos grupos de niños de Dinamarca: niños menores de 6 años y niños entre 6 y 10 años. El estudio contó con más de 400.000 menores y en el tiempo que duró hubo más de 21.000 hospitalizaciones por gastroenteritis.

Durante los 12 primeros meses desde el ingreso a la guardería, los niños que acudieron a centros de preescolar presentaron un mayor riesgo de hospitalización por gastroenteritis en comparación con los que nunca acudieron. Dicho aumento fue mayor justo después de haber ingresado y disminuyó gradualmente. Después de 12 meses de haber ingresado a la guardería, las tasas de hospitalización se redujeron.

Los investigadores concluyeron que los niños que asisten a guarderías tienen más riesgo de hospitalización por gastroenteritis que los que no asisten, especialmente durante los 12 primeros meses. No obstante, resultados como los de este estudio no deben ser un motivo para que los menores no acudan a estos centros de cuidado sino un impulso para tomar medidas de precaución y estar alerta a los síntomas para que, a la menor sospecha de la enfermedad, contactar al médico e iniciar el manejo.

Véase también:

Fuentes

  1. Enserink R, Simonsen J, Mughini-Gras L, Ethelberg S, van Pelt W, Mølbak K. Transient and sustained effects of child-care attendance on hospital admission for gastroenteritis. Int J Epidemiol. 2015 May 11.

Por: Redacción Salud. Editores Académicos SAS. Mayo 22 de 2015.