Laringitis

laringitis
Comparte

La laringitis es una de las enfermedades más comunes que afecta especialmente a niños con edades entre 6 meses y 3 años. Se presenta por la inflamación de la laringe, debido a causas de tipo infeccioso o alérgico.

Opciones para su Prevención y Tratamiento

Esta molestia es conocida popularmente como “tos de perro” y se intensifica en horas de la noche acompañada, generalmente, de ronquera (ya que afecta las cuerdas vocales), tos áspera y respiración fuerte, por lo que resulta bastante molesta.

En la mayoría de los casos la laringitis es causada por un virus, pero en algunas ocasiones su origen puede ser alérgico o bacteriano. La época más propicia para el desarrollo de la enfermedad es la temporada de frio y se trasmite fácilmente a través de las partículas de saliva arrojadas por personas infectadas al toser.

Cuando La laringitis es infecciosa, se presenta fiebre, síntomas de resfríos leves antes de comenzar la tos  y, en algunas ocasiones, dificultad para respirar. Cuando es de origen alérgico,  generalmente causa episodios de tos, respiración fuerte y voz ronca que comienzan sin previo aviso y usualmente a la media noche.  Estos síntomas habitualmente mejoran en unas pocas horas, aunque es común que reaparezcan por varias noches en forma continua.

En Estados Unidos, la laringitis infecciosa y alérgica representa alrededor del 15% de todas las enfermedades respiratorias revisadas por los pediatras.

En la mayoría de ocasiones las laringitis se presentan en forma leve y pueden ser tratadas en el hogar, especialmente cuando la de tipo alérgico, ya que habitualmente solo requiere de un vaporizador que humidifique el ambiente.

Consejos para la prevención

La mejor forma de prevenir las infecciones virales que causan la laringitis es enseñando y estableciendo con los niños una buena rutina de aseo, adoptando hábitos como:

  • Lavarse las manos con frecuencia, especialmente después de sonarse o de haber tenido contacto con alguien que presenta tos, resfriado o dolor de garganta.  
  • Usar protección especial en días de frio, se recomienda el uso de gorros de lana, bufandas (cubrir boca y cuello) y guantes.
  • En caso de tener en casa a alguna persona con una infección respiratoria, es necesario mantenerla aislada y lavar con agua caliente y detergente los utensilios de cocina que utiliza.
  • Evitar que personas contagiadas visiten su hogar y jueguen o besen a  los niños menores.  
  • No enviar a los niños enfermos al colegio, esto evitara el contagio de profesores y compañeros de clase.

Hasta el momento no existe una vacuna que prevenga la laringitis, pero los investigadores han dado pasos importantes en ese sentido y es posible que en un futuro cercano se pueda contar ella.

Opciones para tratar la afección en casa

En caso de presentarse una laringitis leve en algún miembro de su hogar, es adecuado tratar de aliviar los molestos síntomas con medicamentos analgésicos y anti inflamatorios como el ibuprofeno o el acetaminofén, además administrar abundante líquido para prevenir la deshidratación, procurar un descanso adecuado, y utilizar un vaporizador en la habitación donde se encuentre el niño afectado, esta medida ayudara a eliminar la mucosidad presente en las vías respiratorias.

Los síntomas no beben permanecer por más de una semana si se realizan algunos cuidados con el pequeño como mantener la humedad ambiental – en especial durante la noche – realizar lavados nasales frecuentes con suero salino, acostando al menor boca arriba y levemente incorporado y ofreciéndole una buena cantidad de líquido de manera constante.  

Son esporádicos los casos en que un niño desarrolle problemas respiratorios severos y deba ser hospitalizado o buscar ayuda profesional a causa de una laringitis, sin embargo se debe permanecer atentos a algunos signos de alarma que incluyen:

  • Dificultad respiratoria con orificios nasales dilatados o retracciones
  • Labios o uñas azuladas, revisar uñas de pies y manos
  • Excitación o confusión
  • Letargo o somnolencia
  • Ataques de tos que duran más de un minuto y obstruyen la respiración
  • Salivación abundante
  • Temperatura alta (fiebre)

Véase también:

Fuentes

  1. National Institute of Allergy and Infectious Diseases, NIAID (Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas) Oficina de Comunicaciones y Relaciones Públicas 6610 Rockledge Drive, MSC6612 Bethesda,       http://www.niaid.nih.gov/
  2. American Academy of Pediatrics, AAP (Academia Americana de Pediatría) 141 Northwest Point Blvd. Elk Grove Village kidsdocs@aap.orghttp://www.aap.org/
  3. American Lung Association (Asociación Americana del Pulmón) 6th Floor New York, NY 10006br  info@lungusa.org http://www.lungusa.org/
  4. American College of Emergency Physicians (ACEP) (Colegio Americano de Médicos de Emergencia) 3300 Dundee Road Northbrook, IL 60062-2348 accp@chestnet.orghttp://www.chestnet.org/
  5. Harvard Healt Publication
  6. http://www.todopapas.com/ninos/salud-infantil/laringitis-en-la-guarderia-1220