Revisión sobre el dolor neuropático

revision-sobre-el-dolor-neuropatico
Comparte

El síndrome de dolor neuropático aparece como consecuencia de una lesión traumática o degenerativa de las estructuras nerviosas, este dolor se presenta en ausencia de un estímulo o causa evidente y por sus características resulta muy complejo el tratamiento con las terapias convencionales.
Este tipo de dolor puede llegar a ser muy severo e incapacitante, por esta razón requiere el uso medicamentos especiales.

Las causas que lo provocan son muy diversas y usualmente se manifiestan con una mayor sensibilidad de los nervios, estas pueden dividirse en:

  • Parestesias: Cuando se experimenta sensación de hormigueo leve y entumecimiento en alguna región del cuerpo, no siempre esta sensación es desagradable.
  • Disestesia: Se experimenta la sensación de quemazón, choques eléctricos o un hormigueo doloroso. Se diferencia de las parestesias porque siempre se trata de sensaciones desagradables.
  • Hiperestesia o hiperalgesia: Cuando un dolor que normalmente es suave se percibe en forma más intensa a lo que debería.
  • Hiperpatía: Cuando se siente dolor por un estímulo que en condiciones normales estaría por debajo del umbral de dolor que la persona percibe.
  • Alodinia: Cuando se experimenta dolor por un estímulo que no necesariamente debería ser doloroso, por ejemplo dolor ante un frío leve o ante el contacto de la luz del sol sobre la piel.

    Las estadísticas indican que el síndrome de dolor neuropático afecta un 8 por ciento de los pacientes que acuden al neurólogo y que el 85 por ciento de los pacientes diagnosticados presentan un deterioro significativo en su calidad de vida, asociándose de forma muy frecuente a la ansiedad (63%) y a la depresión (56%).

    Existen diversos tipos de síndrome de dolor neuropático de los cuales los más estudiados son:

Neuropatía diabética dolorosa

Cerca de la mitad de los pacientes que padecen de diabetes mellitus, sufren daños en los nervios periféricos; esta complicación es conocida como neuropatía diabética. La mayoría de las personas que experimentan este tipo de neuropatía pierden la sensibilidad al dolor, razón por la cual el paciente diabético puede sufrir lesiones importantes como escoriaciones, quemaduras o cortaduras, sin percatarse de ellas.

Sin embargo, en un poco más del 10% de los individuos que sufre de neuropatía diabética, sucede lo contrario: no pierden la sensibilidad al dolor, sino que experimentan dolor crónico neuropático, que disminuye su calidad de vida, altera sus patrones de sueño y les puede llevar a la depresión.

Dolor fantasma de un miembro

Este tipo de dolor neuropático se presenta en cerca del 80% de las personas que han perdido un miembro. Quienes lo padecen reportan que aún perciben el miembro faltante y en muchos casos refieren que tiene sensación de picazón, hormigueo, espasmos y entumecimiento. En el origen de este tipo de dolor existen causas relacionadas con la tensión muscular de la porción que queda del miembro amputado, la demora del cerebro para asimilar la ausencia y los factores psicológicos de negación del individuo afectado. Este tipo de dolor desaparece con el tiempo y su duración e intensidad son diferentes en cada persona.

Nuevas investigaciones abren puertas a nuevos tratamientos

Aunque en la actualidad se cuenta con diversos grupos de medicamentos que han demostrado gran efectividad en el manejo del dolor neuropático, dentro de los cuales se encuentran algunos antidepresivos como la duloxetina y la venlafaxina y anticonvulsivantes como la carbamazepina, gabapentina y pregabalina, se adelantan investigaciones para ofrecer a los pacientes nuevas alternativas.

La prestigiosa publicación especializada Journal of Neuroscience ha publicado dos estudios dirigidos por el Dr. Rafael Maldonado, director del Laboratorio de Neurofarmacología del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud de la Universidad Pompeu Fabra, en los cuales se describen nuevos mecanismos implicados en el control endógeno del dolor neuropático en los seres vivos, los estudios revelan que los receptores cannabinoides CB2 juegan un papel primordial en el dolor neuropático a nivel de la médula espinal ya que contribuyen a la modulación de la activación de las células gliales ( células que dan soporte y protección a las neuronas) cuando se lesiona el nervio. Mediante esta modulación, la actividad de los receptores CB2 contribuye a limitar la extensión de la lesión que conduce al dolor neuropático.

El estudio del dolor y las opciones terapéuticas de manejo han avanzando mucho en la actualidad, sin embargo en este tipo de dolor el tratamiento debe ser muy personalizado ya que las características y manifestaciones varían entre los pacientes.

Véase también:

Fuentes

  1. FamilyDoctor.org. Neuropatía diabética. http://familydoctor.org/familydoctor/es/diseases-conditions/diabetic-neuropathy.printerview.all.html. Recuperado Mayo 26 de 2012.
  2. Farrar J. Tratamiento del dolor neuropático y del paciente que lo padece. http://www.myelitis.org/es/tratamiento_del_dolor_neuropatic.htm
  3. Flor H, Birbaumer N, Sherman RA. Dolor de miembro fantasma. Rev
  4. http://www.europapress.es/salud/salud-bienestar/noticia-mas-300000-personas-sufren-espana-dolor-neuropatico-cronico-20121016144038.html
  5. http://www.agenciasinc.es/Noticias/Descubren-nuevos-mecanismos-que-controlan-el-dolor-neuropatico-a-nivel-endogeno