Las personas con VIH deben consultar al oftalmólogo cada seis meses, sugiere un estudio

queratitis
Comparte

La queratitis o la inflamación de la córnea, es una condición que puede ser producida por varia causas. Las lesiones en los ojos, el clima cálido, el uso de lentes de contacto y de medicamentos corticoesteroides, son algunas de ellas. Un factor importante es un sistema inmunológico decaído (“unas defensas bajitas”).

Los síntomas de la queratitis son el enrojecimiento y el dolor en el ojo, una mayor sensibilidad a la luz, el aumento de lagrimeo, disminución de la visión o visión borrosa y la inflamación del parpado. En los casos en los que se presenta una lesión grave de la córnea y no se mejora en menos de 24 horas, pueden aparecer úlceras en la córnea (para conocer más acerca de la queratitis, haga clic aquí ).

Como se mencionó anteriormente, la debilidad del sistema inmune es un factor de riesgo para desarrollar queratitis, como ocurre en personas con el virus de inmunodeficiencia humana o VIH. El VIH ataca el sistema inmune y deja al organismo indefenso ante cualquier infección (para conocer más acerca del VIH, haga clic aquí ). Este virus se asocia con una gran cantidad de infecciones que afectan todo el cuerpo y los ojos, una de estas, las infecciones por el virus Herpes Simple tipo 1 o HSV-1 (por sus siglas en inglés). Si bien las infecciones por HSV-1 en personas con VIH son frecuentes, poco se sabe sobre si las personas con VIH tienen un mayor riesgo de desarrollar queratitis por el virus del herpes.

El virus del herpes es una causa frecuente de lesiones en los ojos en todas las personas. Se estima que aproximadamente el 100% de las personas mayores de 60 años portan este virus. Por este motivo, un estudio publicado en el 2015, decidió investigar si las personas con VIH tenían más riesgo de desarrollar queratitis por el herpes, que las personas sin el VIH.

En el estudio rumano se incluyeron 170 personas que tenían VIH y queratitis y 10.000 que no tenían VIH y que tenían queratitis. Se encontró que el 24% de las queratitis eran causadas por el herpes, mientras que en las personas sin VIH, el 3.57% de los casos de queratitis fueron causados por el herpes.

Este estudio, publicado en el Journal of medicine and life en el 2015, nos sugiere que las personas con VIH deben asistir a consultas oftalmológicas cada 6 meses, pues el virus del herpes afecta en mayor medida los ojos para que se desarrolle una queratitis. De igual manera, las personas afectadas por el VIH y los cuidadores, se deben familiarizar con los signos y síntomas de la queratitis para así poder consultar de forma oportuna con un médico y recibir el manejo adecuado. De esta forma se pueden prevenir complicaciones mayores, como las úlceras en la córnea.

Fuentes

  1. Burcea, M., Gheorghe, A., & Pop, M. (2015). Incidence of Herpes Simplex Virus Keratitis in HIV/AIDS patients compared with the general population. Journal of medicine and life, 8(1), 62.

Por:Redacción en Salud. Editores Académicos SAS. 20 de octubre del 2016.