Lagrimeo

Comparte

El lagrimeo,  consiste en la producción excesiva de lágrimas y puede afectar uno o ambos ojos. Muchas veces se trata de una condición transitoria, que desaparece de manera espontánea, aunque también puede deberse a condiciones que requieren tratamiento.

Tipos

Agudo: Se presenta de manera súbita, casi siempre es transitorio y en muchas ocasiones no se necesita tratamiento porque es provocado por condiciones temporales como la contaminación ambiental o un cuerpo extraño en el ojo.

Crónico: Es el lagrimeo persistente y continuo, por lo que requiere de una evaluación por parte del oftalmólogo y, a menudo, es necesario un tratamiento específico.

Causas

Las causas más comunes de lagrimeo comprenden:

  • Obstrucción del orificio lacrimal o de los canales lacrimales, que drenan las lágrimas del ojo hacia la nariz. Es la causa más común de lagrimeo crónico.
  • Cuerpo extraño en el ojo.
  • Alergias (conjuntivitis alérgica).
  • Irritación de la córnea.
  • Conjuntivitis (infección de la conjuntiva del ojo).
  • Blefaritis (infección e inflamación del borde de los párpados).
  • Iritis (inflamación e infección del iris).
  • Resfriado común: El lagrimeo es uno de los síntomas comunes del resfriado.
  • Ojo seco: Es un defecto en la producción y características de las lágrimas, que en ocasiones se manifiesta por lagrimeo.
  • Ectropión: Es un problema frecuente en los ancianos y consiste en el desplazamiento hacia fuera del párpado inferior.
  • Uso de ciertos medicamentos como antihistamínicos, beta-bloqueadores, y diuréticos.
  • Parálisis facial que afecta a los músculos de los párpados y puede ocurrir en caso de una trombosis cerebral.

Tratamiento

Depende de la causa. Cuando el lagrimeo obedece a la obstrucción del orificio lacrimal o los conductos es preciso destaparlos mediante un procedimiento quirúrgico; la cirugía también es el tratamiento recomendado para el ectropión (alteración en uno de los párpados, usualmente el inferior , en la cual , debido al debilitamiento del tejido conectivo del párpado, éste se voltea hacia afuera quedando  expuesta la superficie interna) y en caso de alergias o infecciones (conjuntivitis, blefaritis) se recomienda el uso de gotas que contengan antihistamínicos (como el diclofenaco) o antibióticos (como la tobraminicina), respectivamente.

Consulte con su médico. 

Fuentes

  1. Encyclopedia. Epiphora. www.visionrx.com/library/enc/enc_epiphora.asp
  2. Mayo Clinic. Watery eyes. http://www.mayoclinic.com/health/watery-eyes/MY01320
  3. Cronau H, Kankanala RR, Mauger T. Diagnosis and management of red eye in primary care. Am Fam Physician 2010; 81: 137-44.
  4. Perry HE. Dry eye disease: Pathophysiology, classification and diagnosis. Am J Manag Care 2008; 14: S79-87.