Consejos para evitar la esofagitis

consejos-para-evitar-la-esofagitis
Comparte

La principal causa de la inflamación del esófago (esofagitis) es el paso del contenido gástrico ácido hacia la porción distal del esófago, condición que se denomina enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

Prácticamente todas las personas que sufren de ERGE tienen algún grado de esofagitis, pero cuando los episodios de reflujo son demasiado frecuentes (varias veces al día) o prolongados (es decir que duran más de uno o dos minutos), la irritación persistente causada por los jugos gástricos puede provocar cambios en las características de la mucosa esofágica, que, en ocasiones, llevan al desarrollo de cáncer.

La primera lesión reconocible, y que a veces precede al cáncer, recibe el nombre de esófago de Barrett.

Con el propósito de reducir la exposición de la mucosa del esófago al efecto dañino de los jugos gástricos, los médicos recomiendan varios tipos de tratamiento con medicamentos que disminuyen la producción gástrica de ácido, tales como los inhibidores de la bomba de protones (como omeprazol, esomeprazol, lansoprazol y rabeprazol), los antagonistas H1 (como la ranitidina y la famotidina) y los antiácidos. De todos ellos, son muy utilizados los inhibidores de la bomba de protones porque son los que brindan una mayor eficacia y su efecto se mantienen por varias horas. 

¿Cómo evitar la esofagitis? 

Además del tratamiento farmacológico es importante seguir algunas recomendaciones generales, dirigidas e evitar y disminuir la duración de los episodios de reflujo, tales como:

  • Elevar varios centímetros (alrededor de 10 a 15 cm)  la cabecera de la cama.
  • No acostarse justo después de haber comido. Tomar la última comida del día, por lo menos 2 horas antes de irse a dormir.
  • Evitar las comidas abundantes, grasosas o muy condimentadas.
  • Mantener un peso adecuado y en caso de obesidad, bajar de peso, porque la obesidad es uno de los principales factores que predisponen al reflujo.
  • No consumir bebidas alcohólicas o gaseosas.
  • No fumar.
  • Reducir el consumo de café.
  • En lo posible, fraccionar las comidas, de modo que en lugar de comer tres comidas abundantes durante el día, consumir la misma cantidad de alimentos divididos en 5 o 6 porciones diarias.

Léase también

Fuentes Consultadas

  1. Herbella FA, Patti MG. Gastroesophageal reflux disease: from pathophysiology to treatment. World J Gastroenterol 2010; 16: 3745-9.
  2. Armstrong D, Sifrim D. New pharmacologic approaches in gastroesophageal reflux disease. Gastroenterol Clin N Am 2010; 39: 393-418.
  3. Richter JWE. The many manifestations of gastroesophageal reflux disease: presentation, evaluation and treatment. Gastroenterol Clin North Am 2007; 36: 577-99.
  4. Fox M, Forgacs I. Gastro-oesophageal reflux disease. BMJ 2006; 332: 88-93.
  5. Cappell MS. Clinical presentation, diagnosis and management of gastroesophageal reflux disease. Med Clin N Am 2005; 89: 243-91.
  6. Heidelbaugh HJJ, Nostrant TT, Van Harrison R. Management of gastroesophageal reflux disease. Am Fam Physician 2003; 68: 1311-8.
  7. Esophagitis: symptoms, diet, warning signs, treatment - MedicineNet. http://www.medicinenet.com/esophagitis/article.htm.
  8. Esopohagitis - Mayo Clinic.com. http://www.mayoclinic.com/health/esophagitis/DS01154.
  9. Esophagitis: Types, symptoms, diet and treatments. http://www.emedicinehealth.com/esophagitis/article_em.htm.
  10. Esophatitis: causes, symptoms, treatments, diet & more. http://www.webmd.com/digestive-disorders/tc/esophagitis-topic-overview.