A medida que avanza el cáncer de próstata, la calidad de vida y el funcionamiento sexual empeoran

cancer-de-prostata-17-05-2016
Comparte

El cáncer de próstata es uno de los tumores malignos más frecuentes en los hombres y una de las primeras causas de muerte en esta población. Consiste en la degeneración maligna de las células de la próstata y está asociado al envejecimiento —normalmente aparece después de los 50 años de edad— (ver más: Cáncer de próstata).

En etapas tempranas, el cáncer de próstata no suele producir síntomas. En etapas más avanzadas, pueden surgir manifestaciones urinarias como dificultad para orinar, disminución del calibre o la fuerza del chorro y presencia de sangre o semen en la orina. El diagnóstico del cáncer de próstata empieza con el tacto rectal y termina con pruebas imagenológicas y de laboratorio. El manejo depende de las características del cáncer pero puede incluir cirugía, radioterapia y terapia hormonal.

Los avances en el tratamiento del cáncer de próstata han prolongado considerablemente la vida de los pacientes. Teniendo esto en mente, un grupo de investigadores polacos llevaron a cabo un estudio para valorar la calidad de vida de una población de 1047 pacientes con cáncer de próstata.

Los participantes diligenciaron dos cuestionarios validados internacionalmente: el primero para evaluar la calidad de vida en pacientes con cáncer y el segundo para evaluar la calidad de vida específicamente en pacientes con cáncer de próstata.

Los puntajes más altos de calidad de vida correspondieron a los participantes con cáncer localizado mientras que los puntajes más bajos correspondieron a los participantes con un cáncer que se había diseminado por el cuerpo (metastásico). La actividad y el funcionamiento sexual también fue mejor en el grupo de pacientes con cáncer localizado que en el grupo de pacientes con cáncer avanzado.

Los investigadores concluyeron que hay una correlación significativa entre la calidad de vida de los pacientes y el estadio del cáncer de próstata. Esto también es cierto para la actividad y el funcionamiento sexual. Estudios como estos resaltan la importancia de la detección temprana del cáncer de próstata.

Con el fin de diagnosticarlo oportunamente, se recomienda a los hombres mayores de 50 años de edad que se sometan de forma periódica a un tacto rectal. Si el médico encuentra algo sospechoso, el paso siguiente será realizar un examen de sangre para medir los niveles del antígeno prostático específico (PSA, por su nombre en inglés), una ecografía de la próstata y/o una biopsia de la misma.

Referencias bibliográficas

  1. Kutwin P, Konecki T, Jabłonowski Z, Wolski Z, Sosnowski M. Quality of life in a population of Polish patients with prostate cancer. Cent European J Urol. 2016;69(1):53-6. doi: 10.5173/ceju.2016.633. Epub 2016 Jan 28.

Por: Redacción Salud. Editores Académicos SAS. Abril 29 de 2016.