Cáncer de cuello uterino

    Es la progresiva degeneración maligna de las células que recubren el cuello del útero (cérvix). Comprende dos tipos principales: el carcinoma de células escamosas, que es el más común (responsable de hasta 90% de los casos); y el adenocarcinoma. Después del de mama, el cáncer de cuello uterino es el segundo más común entre las mujeres de todo el mundo y en muchos países de América Latina es la primera causa de muerte por cáncer entre las mujeres.


    Causas

    La principal causa es la infección del cuello del útero por determinadas variedades del virus del papiloma humano (VPH), que se adquiere durante las relaciones sexuales no protegidas. Por eso, los factores de riesgo más significativos para desarrollar este tipo de cáncer son el inicio de las relaciones sexuales a edades tempranas (antes de los 18 años) y tener numerosas parejas sexuales, aunque con una sola relación sexual es posible adquirir el virus del papiloma si la otra persona está infectada.

    Otros condiciones que pueden favorecer su aparición son el hábito de fumar, las infecciones vaginales por Chlamydia trachomatis, tricomonas o por virus Herpes, el uso de anticonceptivos orales, la historia familiar de la enfermedad, haber tenido varios hijos y el bajo nivel socio-económico.


    Signos y síntomas

    Por lo general, durante las fases iniciales el cáncer de cuello uterino no produce ningún síntoma, pero puede detectarse por el aspecto anormal de las células en la citología vaginal.

    En fases más avanzadas suelen presentarse síntomas como sangrado vaginal o dolor durante las relaciones sexuales, sangrado leve o manchado diferente de la menstruación normal y flujo vaginal anormal (acuoso, abundante y de olor fuerte).


    Tratamiento

    Depende de varios factores como la extensión y tipo del tumor, el estado de salud general de la mujer y el deseo de tener hijos. Las opciones disponibles en la actualidad comprenden diversas clases de cirugía (entre ellos la extirpación del útero o de una porción del cuello uterino), la radioterapia (externa o interna) y la quimioterapia con medicamentos anticancerosos (por vía oral o intravenosa).


    Prevención

    A diferencia de la mayoría de los cánceres, el de cuello uterino puede prevenirse. Una de las alternativas más importantes es detectar a tiempo ciertos cambios en las células del cuello uterino (precancerosos) mediante la realización de citologías periódicas, pues esto permite realizar distintos tratamientos que detienen la progresión de la enfermedad.

    Es importante que todas las mujeres sexualmente activas se practiquen citologías con regularidad, al menos una vez cada año, preferiblemente a partir de los tres años siguientes a la primera relación sexual y antes de los 21 años.

    Hasta cumplir 30 años lo más apropiado es una citología anual y a partir de esta edad, si por lo menos 3 citologías consecutivas han dado resultados normales, entonces la citología puede hacerse cada 2 ó 3 años hasta cumplir 70 años.
    Otras formas de prevención comprenden: Aplazar el inicio de las relaciones sexuales; limitar el número de compañeros sexuales; y aplicarse la vacuna contra el virus del papiloma humano (especialmente en las niñas y adolescentes de 11 a 18 años y en las mujeres jóvenes mayores de 18 años que no han tenido relaciones sexuales).

    Consulte con el médico.

    ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Léase también


    Bibliografía

    1. Safaeian M, Solomon D, Castle PE. Cervical cancer prevention – cervical screening: science in evolution. Obstet Gynecol Clin N Am 2007; 34: 739-60.
    2. Lowndes CM. Vaccines for cervical cancer. Epidemiol Infect 2006: 134: 1-12.
    3. Lowy DR, Solomon D, Hildesheim A, et al. Human papillomavirus infection and the primary and secondary prevention of cervical cancer. Cancer 2008; 113 (Suppl 7): 1980-93.
    4. Petignat P, Roy M. Diagnosis and management of cervical cancer. BMJ 2007; 335: 765-8.
    5. Warren JB, Gullett H, King VJ. Cervical cancer screening and updated Pap guidelines. Prim Care Clin Office Pract 2009; 36: 131-49.
    6. Smith RA, Cokkinides V, Brooks D, et al. Cancer screening in the United Status. A review of current American Cancer Society guidelines and issues in cancer screening. CA Cancer J Clin 2010; 60: 99-119.
    7. Mayo Clinic. Cervical cancer. http://www.mayoclinic.com/health/cervical-cancer/DS00167
    8. Liga contra el cáncer – Seccional Bogotá. Cáncer cérvico-uterino. http://www.ligacontraelcancer.com.co/tiposcanceruterino.php.