Asma

    El asma es una enfermedad crónica de las vías respiratorias, que hace que estas se estrechen, se inflamen y se bloqueen, dificultando la respiración.
    Adicionalmente, con el asma se presenta una hipersensibilidad en las vías aéreas que aumenta la reacción de la persona ante alergias, infecciones, la humedad, el frío y el humo.


    Causas

    En la actualidad, se considera que el asma es producto de factores ambientales y predisposición genética, ya que se ha observado que esta enfermedad es más frecuente en personas con familiares que la padecen.
    También se considera que tiene un componente alérgico porque se ha observado que los niños que padecen rinitis y otras enfermedades alérgicas, tienen una mayor posibilidad de desarrollar la enfermedad.

    Los factores que provocan que el asma se desarrolle, se manifieste o se agrave, llevando al paciente a sufrir un ataque asmático, pueden variar entre personas. Algunos de los más frecuentes son:

    • Elementos alérgenos en el aire como el polen, pelo de mascotas, esporas y ácaros.
    • Infecciones de las vías respiratorias.
    • Actividad física.
    • Aire frío y cambios bruscos de temperatura.
    • Humo y polución ambiental.
    • Consumo activo o pasivo de tabaco.
    • Angustias y emociones fuertes.
    • Reflujo gastroesofágico.
    • Reacción a algunos medicamentos, incluido el ácido acetilsalicílico.

    Tipos

    Pueden distinguirse algunos tipos de asma, entre otros:

    • Asma de esfuerzo: se produce al realizar actividad física.
    • Asma juvenil: cuando la enfermedad solo se presenta durante la niñez y se reduce, e incluso llega a desaparecer por completo, durante la adolescencia.
    • Asma nocturna: cuando la enfermedad se agrava particularmente en horas de la madrugada.
    • Asma ocupacional: cuando es producida por la exposición constante a irritantes químicos y humos industriales.
    • Asma alérgica: cuando se asocia a reacciones alérgicas y desaparece al evitar el contacto con el elemento que lo desencadena.
    • Asma estacional: cuando se presenta en épocas específicas del año.

    Signos y síntomas

    Los síntomas principales del asma son:


    Tratamiento

    La consecuencia más peligrosa del asma es la presencia de ataques agudos de la enfermedad, que pongan en peligro la vida del paciente. Por esto, el tratamiento busca reducir la posibilidad de estos ataques. En caso de presentarse, se debe controlar rápidamente el estrechamiento de las vías aéreas. El tratamiento farmacológico puede ser de dos tipos: a largo plazo y de alivio inmediato.
    Para el alivio inmediato del asma se utilizan:

    • Agonistas beta de corta acción: Salbutamol, Albuterol, Pirbuterol y Lavalbuterol.
    • Bromuro de Ipratropio
    • Corticosteroides de administración oral o intravenosa.
    En el tratamiento a largo plazo del asma, es frecuente que se utilicen:

    • Corticosteroirdes inhalados: son el tipo de medicamento que con mayor frecuencia se prescribe para el asma e incluye Fluticasona, Budesonida, Mometasona, Beclometasona y Flunisolida. Es común que el especialista instruya al paciente para que en la aplicación de estos medicamentos utilice inhalocámaras especiales.
    • Modificadores de leucotrienos: pueden prevenir los síntomas de asma hasta por 24 horas. Incluyen Zafirlukast, Montelukast y Zileuton.
    • Betagonistas de acción prolongada: como Salmeterol y Formoterol, que actúan reduciendo la inflamación de la vía aérea. Estos medicamentos solo deben ser utilizados bajo estricta vigilancia médica debido al potencial peligro que representan.
    • Teofilina: es un medicamento de administración oral que se toma una vez al día para ayudar a dilatar las vías respiratorias.
    En algunos casos, se utilizan inhaladores que combinan dos sustancias activas, por ejemplo salbutamol más bromuro de ipratropio. Si el asma es de origen alérgico es posible que sea necesario el uso de antihistamínicos y otros medicamentos específicos para el control del componente alérgico.

    Pueden presentarse casos severos de asma en que los medicamentos, tanto de acción inmediata como los de acción prolongada, no ofrecen suficiente alivio al paciente. En este caso, puede optarse por una termoplastia bronquial en la que se introduce un electrodo dentro de las vías respiratorias, este se calienta y con ello se disminuye el tejido muscular de los bronquios.


    Prevención

    Las alternativas de prevención dentro del asma apuntan a evitar que se presenten ataques severos de la enfermedad y a reducir la frecuencia con que se manifiestan los síntomas, estas alternativas incluyen:

    • Control de los factores ambientales que desencadenan el asma, evitando el polvo, el contacto con mascotas o exponerse al frío.
    • Evitar la actividad física muy vigorosa.
    • Identificar los signos que preceden al ataque para tomar medicamentos de acción inmediata.
    • Tomar los medicamentos con la frecuencia que el médico los ordena.
    • Llevar siempre los medicamentos de acción inmediata en caso que se presente un ataque asmático.

    Consulte con el médico.

    ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Léase también


    Bibliografía

    1. Children’s Hospitals and Clinics of Minnesota. El asma. Patient/Family Education. 2009. 6 pp.
    2. National Alliance for Hispanic Health. Asma. 12 pp.
    3. National Heart, Lung,and Blood Institute. Expert Panel Report 3: Guidelines for the Diagnosis andManagement of Asthma. Publicación NIH No. 07-4051. 2007. 416 pp.
    4. Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). Asthma. http://www.mayoclinic.com/health/asthma/DS00021. Recuperado en agosto 14 de 2011.