Estreñimiento en niños
Al día en salud

Estreñimiento en niños

https://aldiaensalud.com/images/default-source/images/articulos/estrenimiento-en-ninos.jpg?sfvrsn=4
100%
auto
Estreñimiento en niños

El estreñimiento es una de las afecciones que se presentan con mayor frecuencia en nuestro organismo, se manifiesta cuando la persona tiene menos de tres deposiciones a la semana y generalmente está asociado con heces duras y difíciles de evacuar.
El estreñimiento en sí no se considera una enfermedad sino un padecimiento para el cual se debe solicitar ayuda médica solamente en los casos en que se presentan heces con sangre o muy delgadas, cuando se tiene dolor rectal o abdominal agudo, cuando se registra una pérdida de peso inexplicable, cuando se alterna con diarrea o cuando la utilización de laxantes o medidas caseras no han funcionado.

En mayo 2010, se ha publicado una actualización de la guía NICE sobre estreñimiento infantil presentada por el National Institute for Health and Care Excellence (organización dedicada a apoyar al Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS) en el suministro de los datos de la evidencia clínica ajustados a la política de salud para mejorar los resultados de los tratamientos de patologías crónicas en los pacientes y la población en general), en las cuales se evidencia que el estreñimiento afecta actualmente al 5 a 30% de la población infantil y aunque un 90 a 95% de los casos de estreñimiento en edad pediátrica es funcional; factores como el dolor, la fiebre, la deshidratación y aspectos psicológicos y familiares pueden influir en su presentación.

A veces es difícil pronosticar el padecimiento debido a que las deposiciones que pueden considerarse como normales en algunos niños, son diferentes en otros; pues algunas evacuan diariamente mientras otros lo hacen de manera alternada, pero lo que se debe tener en cuenta es si se presenta dificultad o dolor a la hora de expulsar.

La definición de estreñimiento durante la edad pediátrica implica una frecuencia de defecación inferior a tres veces por semana, en ocasiones con presencia de heces duras y dolor con los movimientos intestinales.

El problema de las heces grandes, anchas o duras es que  pueden presionar las venas hemorroidales que se encuentran en el recto, provocando las llamadas hemorroides, que causan picazón, ardor y por último ocasionan sangrado o fisuras anales, especialmente en los niños, y por eso se debe acudir al médico para buscar un tratamiento adecuado.

Para el caso de los bebés menores de dos meses se debe llamar al pediatra siempre que se presente estreñimiento y si éste es de más edad se debe buscar ayuda profesional de manera inmediata cuando esté acompañado de vómito o irritabilidad.

Las causas para el estreñimiento pueden ser muchas, pero las más frecuentes se deben a una ingesta insuficiente de agua, una dieta baja en fibra, baja actividad física o el mal hábito de no ir al baño cuando tiene urgencia de defecar.

La mejor recomendación para los niños -y los adultos- para prevenir este molesto padecimiento es incluir en la dieta alimentos ricos en fibra como verduras, frutas frescas, frutas secas y golosinas de trigo integral, salvado o harina de avena, siempre acompañados de una buena cantidad de líquidos, los cuales facilitan la evacuación.

Para los bebés de más de dos meses una buena recomendación es darles 2 a 4 onzas de jugo de fruta dos veces diarias y a los mayores de 4 meses se les puede dar alimentos sólidos con alto contenido de fibra como duraznos, peras, ciruelas, legumbres y espinacas dos veces al día.

Durante los primeros años se debe estar muy atento con los pequeños ya que en ellos el estreñimiento es muy frecuente debido a que generalmente retienen las deposiciones con el fin de resistirse al entrenamiento para el control de esfínteres.

Los niños jóvenes y adolescentes pueden establecer deposiciones regulares utilizando supositorios, laxantes suaves o ablandadores de heces, especialmente aquellos que contienen ducosato sódico.

Solamente en situaciones graves debe recurrirse a los enemas o laxantes estimulantes, los cuales ayudan a agregarle líquido y volumen a las heces pero, de todas formas, deben ser formulados por el médico.

En los últimos años se han establecido nuevas opciones en el manejo del estreñimiento en niños. El cambio fundamental ha consistido en sustituir las prácticas que suponían una  desimpactación intestinal con supositorios, enemas o incluso desimpactación manual, por el uso de laxantes osmóticos como la lactulosa o el polyetilenglicol (macrogol) ya que estudios han determinado que en muchos niños el estreñimiento es desencadenado por movimientos intestinales dolorosos causados por cambios en la rutina de la dieta, enfrentar sucesos estresantes o retraso voluntario en la defecación.

Cuando se registra un estreñimiento súbito acompañado de cólicos abdominales e incapacidad para evacuar después de hacer fuerza durante más de 10 minutos debe evitar tomar laxantes y acudir al médico lo más pronto posible.

Véase también:

Fuentes consultadas:

  1. Estreñimiento en niños y adolescentes, Dr. José Uberos Fernández. Profesor Asociado en Ciencias de la Salud. Universidad de Granada © SOCIEDAD ESPAÑOLA DE PEDIATRÍA EXTRAHOSPITALARIA Y ATENCIÓN PRIMARIA (SEPEAP).
  2. Mearin ML. Estrenñimiento en el niño . En Mearin F: Estren~imiento: Ma´s importante de lo que parece Ed. Doyma 2000. Barcelona 93-105

 

Al día en salud
10/23/2015 3:09:36 PM
Estreñimiento en niños
10/23/2015 3:09:36 PM
Al día en salud
http://aldiaensalud.com/Sitefinity/WebsiteTemplates/AldiaTemplate/App_Themes/AldiaTheme/images/logo.png