Dolores de espalda en niños y adolescentes
Al día en salud

Dolores de espalda en niños y adolescentes

https://aldiaensalud.com/images/default-source/images/articulos/dolores-de-espalda-en-ninos-y-adolescentes.jpg?sfvrsn=4
100%
auto
Dolores de espalda en niños y adolescentes

El dolor de espalda es una condición muy común en los seres humanos y aunque la frecuencia con la cual se presenta aumenta con la edad, cada día es más común que los niños la padezcan debido a múltiples causas que determinan la intensidad así como las opciones de tratamiento.

Los dolores de espalda más usuales en los niños se localizan a nivel cervical, torácico o lumbar, llegando en algunas ocasiones a irradiarse hacia los hombros y las extremidades. Para comprender como y por que se presenta este tipo de dolor, es importante saber que, dependiendo de las causas y el origen, el dolor de espalda se divide en inespecífico y orgánico o específico.

Dolor inespecífico

Las causas de los dolores de espalda en los niños son muy diversas y en un 90% de los casos no obedecen a una patología o enfermedad especifica, en estos casos se trata de un dolor inespecífico, que es el más común.

Sobre este tipo de dolor se han realizado numerosos estudios que han permitido identificar varios factores de riesgos que aumentan su frecuencia, es ideal conocerlos y, en la medida de lo posible, ayudar a los niños a modificar algunos hábitos nocivos y así disminuir su impacto en la vida cotidiana; estos incluyen:
  • Hábitos posturales erróneos durante las horas de clase y posiciones inadecuadas frente al televisor, computador, consola de videojuegos y teléfonos inteligentes.
  • Práctica de deportes de competición muy intensos o en posiciones inadecuadas.
  • El sedentarismo, el sobrepeso y la falta de ejercicio.
  • El uso de morrales o maletines con pesos superiores al 10% del propio peso. Estudios realizados con gran número de alumnos han demostrados que los niños que transportan los maletines escolares con un peso excesivo tienen entre 1.6 y 3.4 mayor probabilidad de sufrir dolores de espalda, por esta razón se recomienda usar morrales con el menor peso posible (a ser posible menos del 10% del peso corporal), con bandas anchas y acolchadas, colgadas en los dos hombros, cerca del cuerpo y ni muy altas ni muy bajas.
  • Un ambiente familiar o escolar conflictivo o trastornos de depresión, ansiedad, tristeza o baja autoestima.
Adicionalmente se ha observado que la existencia de antecedentes familiares, el padecimiento de otros dolores, el paso por la adolescencia y el pertenecer el sexo femenino son aspectos muy relacionados con el aumento en la aparición de dolores de espalda, aspectos que aunque no se pueden modificar si permiten en ocasiones comprender el por qué de los síntomas. 

Para tratar este tipo de dolor es recomendable realizar ejercicios suaves pero de forma permanente y continua, modificar las posturas, evitar levantar objetos pesados, mantener huesos fuertes y bien calcificados y controlar el sobrepeso, además de aliviar el dolor con medicamentos analgésicos y si es necesario algunas secciones de fisioterapia que serán ordenadas por el médico tratante. 

Dolor Específico

El dolor de espalda especifico es aquel que obedece al padecimiento de una patología o enfermedad especifica, diagnosticada plenamente por medio de imágenes y exámenes probatorios, las más comunes son:

Espondilolistesis

Dentro de este grupo de enfermedades es la más frecuente, se caracteriza por que los huesos de la espina dorsal (vértebras) se deslizan fuera de su lugar y encima de la vértebra inferior. Si se desliza demasiado, el hueso puede presionar el nervio, causando dolor. Normalmente, suele afectar a los huesos de la parte inferior de la espalda provocando un dolor de tipo mecánico, es decir, relacionado con la actividad física que mejora con el reposo.

Se diagnostica con una toma de rayos-x de la parte inferior de la espalda. Así se podrá verificar si existe alguna vértebra fuera de lugar. Es posible que sea necesario tomar un escáner de topografía computerizada (siglas en inglés CT) o un escáner de resonancia magnética (siglas en inglés MRI) – que produce imágenes más detalladas – para ver más claramente si están comprometidos los huesos o los nervios.

El tratamiento para la espondilolistesis depende de varios factores que incluyen la edad, el estado de salud general, la extensión del deslizamiento, y la severidad de los síntomas, pero en general precisa únicamente de tratamiento sintomático que incluye descanso, medicación, y ejercicio, y sólo en muy raras ocasiones es necesaria la cirugía para unir ambas partes de la vértebra.

La espondilolistesis es una causa muy común de dolor de espalda entre adolescentes. Los síntomas de la espondilolistesis suelen empezar durante los años de crecimiento de la adolescencia. 

Cifosis de Scheuermann

Es la  segunda causa más frecuente de este grupo de enfermedades y consiste en un aumento de la curvatura anterior de la columna (cifosis), de características rígidas y que afecta generalmente a la región torácica. Se produce por un trastorno en la osificación de las vértebras y el tratamiento depende del grado de curvatura: en casos leves se trata con fisioterapia de estiramiento y en casos más severos con corsés especiales; sólo casos muy severos pueden requerir una cirugía correctiva.

Las infecciones, los tumores, la hernia discal, la escoliosis, los trastornos reumáticos o los traumatismos son otras causas de dolor de espalda de tipo orgánico pero su incidencia en niños es muy baja.

¿Qué hacer cuando el niño refiere dolor de espalda?

Ante un niño que refiera dolor de espalda durante más de un día o que repita sin causa traumática conocida es recomendable buscar ayuda, en primera instancia se debe consultar con el pediatra quien valorará si se trata de un dolor inespecífico o si se padece un dolor de espalda orgánico en cuyo caso le remitirá a un ortopedista pediatra, él le orientará sobre el tratamiento.

En el caso de dolor orgánico, el tratamiento dependerá de la patología concreta que padece el niño.

En generalmente el dolor de espalda no requiere tratamiento y puede aliviarse con analgésicos como el acetaminofén, ibuprofeno o aspirina, pero debe buscarse ayuda profesional en caso de síntomas como cosquilleo, adormecimiento de las extremidades, debilidad o fiebre, en especial si se ha caído o sufrido alguna lesión.

En el campo científico actualmente se adelantan investigaciones dirigidas a entender mejor las causas del dolor de espalda, a prevenir las discapacidades y a buscar nuevas alternativas de tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos. 

Léase también

Fuentes consultadas:

  1. Stuart L.Weinstein. The Pediatric Spine: principles and practice. Second ed. Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins, 2001.
  2. Harreby MS, Nygaard B, Jessen TT, Larsen E, Storr-Paulsen A, Lindahl A et al. [Risk factors for low back pain among 1.389 pupils in the 8th and 9th grade. An epidemiologic study]. Ugeskr Laeger 2001; 163(3):282-286.
  3. Sheir-Neiss GI, Kruse RW, Rahman T, Jacobson LP, Pelli JA. The association of backpack use and back pain in adolescents. Spine 2003; 28(9):922-930.
  4. Pellisé F, Balagué F, Rajmil L, Cedraschi C, Aguirre M, Fontecha CG, Pasarín M, Ferrer M. Prevalence of low back pain and its effect on health-related quality of life in adolescents. Arch Pediatr Adolesc Med. 2009 Jan;163(1):65-71.
  5. The Cleveland Clinic. Center for Consumer Health Information 2013
  6. Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la piel, de los Estados Unidos.
  7. http://www.niams.nih.gov/Portal_En_Espanol/Informacion_de_Salud/Dolor_de_espalda/
Al día en salud
10/23/2015 2:53:07 PM
Dolores de espalda en niños y adolescentes
10/23/2015 2:53:07 PM
Al día en salud
http://aldiaensalud.com/Sitefinity/WebsiteTemplates/AldiaTemplate/App_Themes/AldiaTheme/images/logo.png