Cómo cuidar tu piel
Al día en salud

Cómo cuidar tu piel

100%
auto

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y por esta razón está expuesta a diversos agentes agresores del medio ambiente, por lo que es fundamental protegerla y cuidarla.
Para ello, las medidas más importantes comprenden: mantener la piel hidratada; limpiarla con frecuencia y con productos adecuados, es decir que no alteren el pH normal de la piel; y, por último, protegerla de los efectos nocivos de las radiaciones ultravioleta de los rayos solares, mediante el uso de protectores solares.

Por otra parte, una alimentación saludable es fundamental y, en este sentido, lo más importante es consumir una buena cantidad de frutas y verduras todos los días, es decir, alrededor de 2 a 3 frutas y una buena porción de ensalada con el almuerzo. Las frutas que mayores beneficios ofrecen son los cítricos como naranja, mandarina o lima, por su alto contenido de vitamina C; así como las manzanas, las peras, las uvas, los duraznos y la papaya, por su elevado contenido de antioxidantes y carotenos. Además, es conveniente limitar la cantidad de grasas y carbohidratos porque favorecen el depósito de tejido adiposo y la aparición de estrías.

Conservarla hidratada

Muchas de las características de la piel, como su firmeza, elasticidad y frescura dependen, fundamentalmente, de la cantidad de agua en todas las capas de la piel. Durante las 24 horas del día, por la superficie de la piel se pierde una cantidad variable de agua, de manera imperceptible, además de la que se elimina en forma de sudor. Por eso es preciso que el cuerpo cuente con la cantidad de agua suficiente para reponer tales pérdidas y por eso se recomienda beber, al menos, 8 vasos (2.000 mililitros) de agua cada día. Otras medidas efectivas para mantener la piel humectada consisten en la aplicación frecuente, preferiblemente todos los días (en la mañana y la noche) de cremas humectantes y emolientes, con un pH neutro. Estos productos, además de agua, contienen otros componentes que ayudan a mantener hidratada la piel, tales como lípidos, ceramidas y elastina.

Una buena limpieza

La limpieza diaria es muy importante para eliminar las impurezas y el exceso de grasas de la piel; sin embargo, es preciso emplear el producto más apropiado. Los jabones comunes no son adecuados porque como tienen un pH alcalino, irritan la piel, alteran sus condiciones naturales y provocan resequedad; lo mejor es utilizar una loción limpiadora libre de jabones, de pH neutro y, preferiblemente, enriquecida con compuestos hidratantes o emolientes.

Protección solar

El problema con los rayos ultravioleta (UV) del sol es que aumentan la pérdida de agua y otros componentes esenciales de la piel, como la elastina y el colágeno, a la vez que, con el tiempo, pueden alterar el material genético (ADN) de las células cutáneas, de modo que su efecto dañino no es inmediato sino que se hace evidente varios años después, pues no sólo aceleran el envejecimiento de la piel (fotoenvejecimiento) sino que favorecen la aparición de distintos tipos de cáncer de la piel. En condiciones normales, al estar expuesta al sol, la piel se protege de las radiaciones UV potencialmente nocivas volviéndose, progresivamente, más oscura, efecto denominado bronceado; este ocurre como consecuencia de la mayor producción de un pigmento natural, llamado melanina, en los melanocitos. Sin embargo, la exposición continua y frecuente al sol hace que este mecanismo protector sea insuficiente y ocurren las quemaduras; por eso, se recomienda utilizar protectores y bloqueadores solares.

Véase también:


Bibliografía:

1. Elias PM. Skin barrier function. Curr Allergy Asthma Rep 2008; 8: 299-305.
2. Kuehl BL, Fyfe KS, Shear NH. Cutaneous cleansers. Skin Therapy Lett 2003; 8: 1-4.
3. Kraft JN, Lynde CW. Moisturizers: what they are and a practical approach to product selection. Skin Therapy Lett 2005; 10: 1-8.
4. Tsoureli-Nikita E, Watson EB, Griffiths EM. Photoageing: the darker side of the sun. Photochem Photobiol Sci 2006; 5: 160-4.
5. Green AC, Williams GM. Sunscreen use is safe and effective approach to skin cancer prevention. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev 2007; 16: 1921-1922.
6. Stanton WR, Janda M, Baade PD, Anderson P. Primary prevention of skin cancer: a review of sun protection in Australia and internationally. Health Promot Int 2004; 19: 369-78.
Al día en salud
10/23/2015 2:38:52 PM
Cómo cuidar tu piel
10/23/2015 2:38:52 PM
Al día en salud
http://aldiaensalud.com/Sitefinity/WebsiteTemplates/AldiaTemplate/App_Themes/AldiaTheme/images/logo.png