Abordaje terapéutico en dolor neuropático
Al día en salud

Abordaje terapéutico en dolor neuropático

https://aldiaensalud.com/images/default-source/images/articulos/abordaje-terapeutico-en-dolor-neuropatico.jpg?sfvrsn=4
100%
auto
dolor neuropatico

El dolor neuropático casi siempre tiene un impacto negativo sobre la salud mental y la calidad de vida de los pacientes afectados, esto debido a la intensidad, características y duración de este tipo de dolor que se presenta a causa de una lesión a nivel del sistema nervioso central o periférico.
La Asociación Internacional de Estudio del Dolor (IASP) por sus siglas en ingles,  lo definió como “el dolor que sigue a una lesión primaria o disfunción del sistema nervioso central o periférico”; razones suficientes para que la ciencia enfoque esfuerzos en la investigación de alternativas terapéuticas que ayuden a estos pacientes a  vivir libres de dolor, a pesar de padecer esta condición.

Una vez realizado el diagnóstico es importante establecer en conjunto con el especialista de cabecera, un tratamiento integral con el cual además de manejar el dolor, se traten algunos efectos secundarios que son usuales en estos pacientes, dentro de los cuales es común encontrar estados depresivos, alteraciones en el patrón de sueño y déficits funcionales.

ESCALA DE TRATAMEINTO

Medicación para el dolor neurópatico

La medicación oral es la primera opción para el control del dolor, las líneas farmacológicas más utilizadas son los analgésicos, los antidepresivos, los anticonvulsivantes y los opioides que conforman el tratamiento clásico. Debido a que cada persona responde de forma diferente a la medicación, el médico puede probar distintas dosis y fármacos para evaluar la mejor opción en cada caso y verificar si es oportuno incluir tratamientos combinados que en un gran número de pacientes han demostrado una buena eficacia terapéutica. Lo importante es adherirse al tratamiento tomando la medicación en las dosis y horarios indicados por el medico tratante y elaborar de forma muy completa los cuestionarios que el médico indique, de esta forma se logrará una estrecha comunicación que beneficiará el proceso de adaptación al tratamiento farmacológico más adecuado. Realice las preguntas necesarias sobre los medicamentos que le ordenan y siempre mencione todas las medicinas que toma de forma constante para evitar reacciones medicamentosas que puedan poner en riesgo su salud.

Una nueva opción en esta línea de tratamiento, especialmente en los casos de dolor neuropático post herpético, surge de la aplicación tópica de una sustancia llamada capsaicina; en publicaciones especializadas como los “Cochrane Summaries” y la revista española Anestesiar han sido publicado, en marzo de 2013, artículos en los cuales se presentan interesantes resultados sobre la aplicación de esta sustancia de forma tópica, en este tipo de neuropatía, ya que la exposición prolongada de los receptores cutáneos al dolor, a la capsaicina al 0,075% logra que pierdan parte de su sensibilidad a diversos estímulos y disminuya la sensación de dolor. Estos efectos tardíos de la capsaicina se califican como  de “desensibilización“, y se cree que ayudan al alivio del dolor.

Fisioterapia

Realizar secciones de fisioterapia es muy conveniente en estos casos ya que ayudan a reacondicionar los músculos para lograr movimientos normales y con menor dolor. Existen dos opciones para realizar la fisioterapia, la forma pasiva que incluye masajes y aplicación de calor/frío, y la forma activa en la cual se deben realizan algunos ejercicios específicos.  Tanto el médico tratante como el especialista en fisioterapia le indicarán el método y la forma de realizar estas terapias para que sean de mayor beneficio.

Terapia psicológica

El abordaje psicológico en estos pacientes es parte fundamental del tratamiento por que ayudan a la persona a reconocer el dolor y a aceptar su existencia, sin permitir que éste se adueñe se sus vidas.

El articulo publicado por la revista Cínica y Salud de España sobre las perspectivas en el estudio y tratamiento psicológico del dolor crónico, en su versión No. 19,  señala  que los pacientes con dolor crónico, especialmente de tipo neuropático deben aprender a percibir las señales del dolor y adecuar sus respuestas para hacer más efectivos los sistemas de regulación fisiológica del dolor, es decir que se debe actuar sobre el dolor de modo que los sistemas de regulación natural del organismo operen adecuadamente para ayudar a auto controlar la situación y disminuir el estrés y la angustia que esto genera; aunque son procedimientos complejos, se pueden obtener excelentes resultados mediante algunas técnicas de intervención que serán enseñadas y monitorizadas por los especialistas en psicología, y con las cuales se logran habilidades de automonitorización y gestión del dolor.
Adicionalmente, para impedir que el dolor se adueñe de la cotidianidad del paciente, impidiéndole tener una vida normal, se requiere reconocer los problemas físicos que esto ha generado y dedicarse a recuperar las actividades que se consideran valiosas. La terapia cognitivo conductual contextual proporciona los medios adecuados para que la persona recupere el control de su vida, convirtiendo su comportamiento en elementos claves que le ayudarán a recuperar su actividad normal.

Técnicas Intervencionistas

En la actualidad los especialista disponen de técnicas intervencionistas que habitualmente se aplican en pacientes con dolor neuropático que no cede a tratamiento farmacológico, estas técnicas incluyen bloqueos nerviosos periféricos que normalmente proporcionan un alivio temporal del dolor, radiofrecuencia y aplicación terapéutica de toxina botulínica.

Cirugías correctivas

En ocasiones algunas pruebas diagnósticas especializadas como la resonancia magnética y la tomografía axial computarizada podrían revelar que la causa del dolor es consecuencia de alteraciones corregibles mediante intervenciones quirúrgicas, en estos casos el médico recomendará el procedimiento quirúrgico adecuado para corregir la afección, modificando así la causa del dolor, logrando resultados muy satisfactorios en la mayoría de los casos.

Dispositivos médicos

Los dispositivos médicos son sistemas especiales que deben ser implantados mediante cirugía, el objetivo  de estos que modular las señales del dolor antes de alcanzar el cerebro para que la sensación de dolor sea menor. En la actualidad existen dos tipos de dispositivos principales: los neuroestimuladores y los sistema de administración de fármacos por vía intratecal, también conocidos como bombas de infusión.
  • Los neuroestimuladores son elementos que envían impulsos eléctricos suaves al espacio epidural cercano a la columna vertebral, enmascarando la percepción de mensajes de dolor en el cerebro y reemplazando el dolor por una sensación de hormigueo.
  • Las bombas de infusión: administran medicación para el dolor directamente en el líquido cefalorraquídeo que se encuentra alrededor de la médula espinal, disminuyendo el dolor y la necesidad de medicación continua por vía oral.
Estos sistemas son totalmente reversibles y pueden ser retirados en el momento que se  estime conveniente. Además, es posible realizar una prueba temporal antes de recibir un implante permanente.

Léase también:

Bibliografía

  1. Finnerup NB, Sindrup SH, Jensen TS. Recent advances in pharmacological treatment of neuropathic pain. Medicine Reports 2010, 2:52. (PubMed) (pdf1) (pdf2) (epub)
  2. Ballantyne JC et al. Diagnosis and classification of neuropathic pain. Pain clinical updates. Vol XVIII, Issue 7, September 2010. (web)
  3. Attal N et al. EFNS guidelines on the pharmacological treatment of neuropathic pain: 2010 revision. European Journal of Neurology 2010, 17: 1113–1123. (PubMed)
  4. Jorge LL, Feres CC, Teles V. Topical preparations for pain relief: efficacy and patient adherence. Journal of Pain Research 2011: 4 11-24. (PubMed) (pdf1) (pdf2) (epub)
  5. Mason L, Moore RA, Derry S, Edwards JE, McQuay HJ. Systematic review of topical capsaicin for the treatment of chronic pain. BMJ. 2004; 328 (7446): 991–995. (PubMed) (pdf1) (pdf2) (epub)
  6. Derry S, Lloyd R, Moore RA, McQuay HJ. Topical capsaicin for chronic neuropathic pain in adults. Cochrane Database Syst Rev. 2009; 4: CD007393. (PubMed)
  7. Wallace M, Pappagallo M. Qutenza®: a capsaicin 8% patch for the management of postherpetic neuralgia. Expert Rev Neurother. 2011 Jan;11 (1): 15-27. (PubMed)
  8. Guía Farmacoterapéutica de Hospitales de Andalucía. Informe Génesis V.3.0. Capsaicina 8% parches en dolor neuropático periférico. (pdf)
  9. José Miguel Esparza Miñana, Vicente Luis Villanueva Pérez, Raquel Vicedo Lillo,Maria Dolores López Alarcon, Estela Honrubia Gozalves, José de Andres Ibañez. Revista Anestesias 2023. http://anestesiar.org/2013/ultimos-avances-en-el-tratamiento-especializado-de-dolor-neuropatico/
  10. Miguel A. Vallejo Pareja1. Clínica y Salud v.19 n.3 Madrid dic.-ene. 2008.
  11. North R, Kidd D, Zuhurak, M, et al. Spinal Cord Stimulation for Chronic, Intractable Pain: Experience Over Two Decades. Neurosurgery 1993;32 384-395.
  12. Kumar K, Toth C, Nath R, et al. Epidural Spinal Cord Stimulation for Treatment of Chronic Pain – Some Predictors of Success. A 15-Year Experience. Surg Neurol 1998;50:110-121.
  13. Derry S, Rice AS C, Cole P, Tan T, Moore RA. Topical capsaicin (high concentration) for chronic neuropathic pain in adults. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 2. Art. No.: CD007393. DOI: 10.1002/14651858.CD007393.pub3 - See more at: http://summaries.cochrane.org/CD007393/capsaicin-applied-to-the-skin-for-chronic-neuropathic-pain-in-adults#sthash.wlSPhO7G.dpuf
Al día en salud
10/23/2015 2:55:18 PM
Abordaje terapéutico en dolor neuropático
10/23/2015 2:55:18 PM
Al día en salud
http://aldiaensalud.com/Sitefinity/WebsiteTemplates/AldiaTemplate/App_Themes/AldiaTheme/images/logo.png