Hipertensión arterial

    La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias. Cuando el médico la mide tiene en cuenta dos números; el primero es la presión sistólica, es decir la que se ejerce en el momento que el corazón late; el segundo, es la presión diastólica que corresponde al corazón en reposo.
    La presión arterial normal debe mantenerse en un rango que no supere el valor limítrofe de 120/80 mm Hg. Si Una persona tiene cifras de tensión arterial por encima de este valor hablamos de hipertensión arterial.

    Causas

    En la mayoría de los casos no hay una causa que pueda asociarse directamente al desarrollo de la hipertensión, sino que esta se va desarrollando a medida que avanza la edad de la persona.

    En algunos casos específicos la hipertensión se presenta como consecuencia de alguna condición específica como:

    • Mal funcionamiento del riñón.
    • Tumores en las glándulas adrenales.
    • Defectos congénitos del sistema circulatorio.
    • Reacción a ciertos medicamentos como las píldoras anticonceptivas, los antigripales, analgésicos comunes y algunos medicamentos de prescripción.
    • Consumo de sustancias como la cocaína y las anfetaminas.

    Tipos

    Básicamente la hipertensión arterial puede ser de dos tipos:

    • Hipertensión arterial primaria: También llamada esencial, es aquella en que no se encuentra una causa de la enfermedad.
    • Hipertensión arterial secundaria: Es aquella que se presenta como consecuencia de otra enfermedad o una condición médica.
    • Uno de los momentos en que suele presentarse la hipertensión es durante el embarazo, con la posibilidad de causar problemas a la madre o al bebé. Esta hipertensión durante el embarazo puede ser de tres tipos:
    • Hipertensión crónica: Cuando la mujer ya tiene la condición antes del embarazo.
    • Preeclampsia: Es la más peligrosa y se presenta en la segunda mitad del embarazo y va acompañada de eliminación de proteínas en la orina y cambios en la sangre.
    • Hipertensión transiente: Que se da hacia el final del embarazo pero no presenta ningún otro signo de preeclampsia.

    Signos y síntomas

    A la hipertensión arterial se le ha conocido como el “asesino silencioso”. Muchas personas la padecen y si no se tiene controles médicos periódicos, se dan cuenta cuando la condición ya está avanzada y ha generado otros problemas dentro del organismo.
    Es importante hacerse chequeos de la tensión periódicamente ya que cuando se complica puede llevar a que se presenten accidentes cerebrovasculares, infartos del corazón, insuficiencia renal y otras enfermedades con un desenlace fatal.

    Tratamiento

    La hipertensión arterial es una enfermedad que no tiene cura; el objetivo del tratamiento es mantener los valores de tensión en rangos aceptables y evitar complicaciones  que pueden presentarse,  como consecuencia de la hipertensión.
    Realizar cambios en el estilo de vida, aumentar el ejercicio, mejorar la dieta y manejar el estrés pueden ser suficientes para controlar pacientes diagnosticados, que no presentan valores de tensión arterial muy altos.

    Dentro de los medicamentos que el médico usualmente recomienda para el manejo de la hipertensión, y que deben tomarse de acuerdo a las indicaciones del especialista, se encuentran:

    • Diuréticos tiazídicos: Actúan sobre los riñones ayudando a eliminar agua y sales, con ello se reduce el volumen de la sangre, algunas de estas sustancias son Hidroclorotiazida, Clortalidona, Indapamida.
    • Beta bloqueadores: Ayudan a expandir los vasos sanguíneos de modo que el corazón pueda latir más despacio y menos forzado. Algunos ejemplos son Atenolol, Metoprolol, Propanolol.
    • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina como el Captopril, el Enalapril, el Lisinopril y el Ramipril y los antagonistas del receptor de Angiotensina II como el Valsartán, Losartán e Irbesartán.
    • Calcioantagonistas: Ayudan a relajar los vasos sanguíneos y algunos reducen el ritmo cardiaco, los más comunes son Nifedipina, Amlodipino, Verapamilo y Diltiazem.
    • Inhibidores de renina: Retardan, en el riñón,  la cadena de cambios químicos que llevan a que la presión sanguínea se eleve. Aliskiren es el más común.
    • Consulte con su médico.

    Prevención

    Aunque no se ha logrado identificar las causas de la hipertensión, si es posible asegurar que hay algunos comportamientos que retrasan o evitan su aparición:

    • Mantener un peso saludable de acuerdo a la estatura y la edad.
    • Consumir alimentos sanos bajos en grasas saturadas (presentes en aceites de origen animal), grasas transaturadas (grasas modificadas utilizadas para fritar comidas rápidas), colesterol, sal (sodio) y azúcares agregados presentes en gaseosas, refresco, jarabes y algunas salsas. Prefiera alimentos naturales como las frutas, verduras y las preparaciones al vapor o con poca grasa.
    • Limitar el consumo de alcohol.
    • Hacer ejercicio aeróbico regular; entre 30 minutos y una hora diaria a ritmo moderado. Los más comunes son trotar, correr, bailar y montar en bicicleta.
    • Lo más importante de todo es realizar un control periódico de la presión arterial. En muchas farmacias y en los centros de salud cercanos se puede solicitar que le toman la presión arterial.

    Consulte con su médico.

    ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Léase también


    Bibliografía

    1. American HeartAssociation. ¿Qué es la presión arterial alta? http://es.heart.org/dheart/HEARTORG/Conditions/What-Is-High-Blood-Pressure_UCM_308830_Article.jsp. Recuperado Julio 13 de 2011.
    2. Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre. Cuide su vida: Controle supresión arterial alta. Publicación NIH No.08-6352. Junio del 2008.
    3. Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER).High blood pressure (hypertension). http://www.mayoclinic.com/health/high-blood-pressure/DS00100. Recuperado Julio 13 de 2011.


Hipertensión arterial
¿Adolescentes estresados?: cuidado, podrían desarrollar hipertensión